Este espacio se nos presenta como una espectacular formación montañosa que se levanta entre las rías de Arousa y Muros-Noia. Su paisaje, fauna, flora, etnografía y arqueología, entre otros aspectos, hacen que este paraje posea un grandísimo interés.

Las manadas de caballos y vacas que pastan en libertad, los milenarios monumentos megalíticos de "Os Chans do Barbanza", los enigmáticos Coto de Moureira y castelo de Vitres, la monumental calzada romana, las espectaculares cascadas de sus ríos o las hermosísimas vistas panorámicas sobre las rías y los valles inmediatos que desde esta fenomenal  atalaya del mar gallego se pueden contemplar, son razones suficientes para visitar este lugar de tanto valor ecológico, paisajístico y arqueológico.

El colectivo de Tiempo Libre e Animación "Edra" de Boiro nos hace dos propuestas para acercarnos a este interesante espacio:

Ruta 1. "Por las sendas de las mamoas"

Esta ruta recorre los 14 kms que separan el Monte Iroite (691mts.) de A Curota (514mts.) a través de las denominadas "Chans do Barbanza", constituyendo una oportunidad única para observar un gran numero de mamoas y dólmenes, pasar muy cerca de las manadas de caballos y vascas dispersas por estos parajes y contemplar algunas de las mas bellas panorámicas de nuestras rías y valles.

El itinerario se inicia en la base militar EVA 10, en la cima del monte Iroite. Desde este lugar, al que conviene acercarse en algún vehículo, parte de una pista de tierra que se interna en la sierra y que debemos seguir. Después de haber recorrido solamente unos trescientos metros podremos contemplar una hermosa vista de la ría de Muros e Noia, mas atractiva, si cabe, a partir del mediodía.

Poco mas adelante el camino se bifurca, debiendo seguir el ramal de la derecha que pasará justo al lado de la "Casota do Páramo", mamoa con una anta bastante bien conservada en la que llama la atención un enigmático grabado que parecer representar una figura humana coronada por un sol.

Seguimos nuestra caminata atravesando el Alto da Graña, Brañas de prado y el Outeiriño Redondo, pasando al lado de varias mamoas y antas, por desgracia bastante deterioradas, para dirigirnos a las mejor conservadas "Arca do Barbanza" el mayor dolmen del país gallego, y la "Casota do Fusiño".

Después de visitar estas milenarias losas graníticas nos encaminaremos hacia A Portela. La sombra de sus pinos y las refrescantes aguas del Rio Barbanza nos darán los ánimos necesarios para afrontar el tramo final de nuestra ruta.

Para culminar este recorrido debemos de seguir la pista que pasando al lado del "Curro das Canizadas" nos llevará hasta la cima de A Curota. Las impresionantes vistas panorámicas que desde esta cumbre se pueden contemplar compensarán sobradamente el esfuerzo realizado a lo largo de la "senda de las mamoas".

Ruta 2. "Buscando el Castillos de Vitres"

Este segundo itinerario parte de la villa de Boiro para internarse en los agrestes parajes de la sierra Barbanzana y finalizar en el "Castelo de Vitres"(636 mts. ), antiguo asentamiento fortificado, hoy en ruinas.

Iniciamos, pues, esta ruta en Boiro. Desde este lugar tenemos que encaminar nuestros pasos hacia la carretera que conduce a Noia buscando a continuación el desvió para Runs.

Una vez en este lugar nuestro objetivo inmediato será situarnos en Mosquete, por lo que tendremos que continuar caminando por la pista de Runs, a partir de ahora flanqueada por bosques de pinos, hasta llegar a una bifurcación. Debemos coger entonces el ramal de la izquierda y seguir caminando aproximadamente 800 mts. hasta dar con otro cruce. también ahora nos desviaremos a la izquierda y poco mas adelante encontraremos nuestro primer destino.

Ya en Mosquete deberemos afrontar el tramo mas difícil del trayecto que es el ascenso monte arriba hasta el "Castelo de Vitres". Para tal fin será preciso localizar el angosto camino de pies que enlaza con la antigua calzada de piedra y que nos llevará justo al lado de Vitres.

A medida que vayamos ascendiendo se nos irán sugiriendo algunas de las bonitas vistas panorámicas que contemplaremos en toda su magnitud cuando escalemos las empinadas laderas de la colina que alberga los restos de la fortaleza.

Una vez cumplido nuestro objetivo podemos comer en el campo que se extiende a los pies del "Castelo" y disfrutar del hermoso marco natural donde nos hallamos.

ZONAS LACUSTRES

Charca de Abanqueiro

El espacio conocido a nivel popular como "A Charca" constituye un pequeño ecosistema con una abundante flora y fauna asociadas a las areas húmedas, destacando el papel que desempeña en la invernada de diversas aves como la gallina de río, garza real, cerceta real, becaina o el ánade real entre otras.

 

 

 

 

Lagunas de Carregueiros

Estas Lagunas constituyen junto con la inmediata playa el complejo natural de carregueiros, actualmente en proceso de recuperación.

Este espacio da cobijo y alimento a diversas especies de aves, pudiendonos encontrar tanto con las especies propias del humedal (somorgujo, ánade real, gallina de río, garza real, garceta,...) como con las aves asociadas al espacio marítimo próximo (zarapitos, ostreros, correlimos, cormoranes,...).

Estuario del río Beluso

La desembocadura del río Beluso se convierte en los periodos de bajamar en un lugar al que acuden gran cantidad de aves acuáticas atraídas por el abundante alimento que deja al descubierto la marea.

tanto este estuario como las lagunas de Abanqueiro y Carregueiros son pequeños pero importantes ecosistemas en los que podemos observar muchas especies de aves que no son fáciles de ver en otros parajes.

 

1