Si recorriésemos en barco los muchos kms de la recortada costa boirense nos percataríamos de que importantes tramos están orlados por blancas franjas de arena, extensas en unos casos y mas modestas en otros.

En efecto, el litoral boirense se distingue especialmente por sus arenales, playas que quizás sean de las mas resguardadas y apacibles de las rías gallegas. Las aguas atlánticas que las  acarician llegan limpias y sin los bríos del mar abierto a las riberas de Boiro para ofrecerle al visitante un lugar tranquilo donde bañarse, tomar el sol o disfrutar de cualquiera de las posibilidades que esta costa ofrece.

Barraña, Carregueiros, A Retorta, A Ladeira do Chazo o Mañons son los mejores exponentes de estos espacios de ocio eminentemente estival que atraen desde hace algunos años la gente que huye de la masificacion y persiguen la tranquilidad de estas aguas arousanas.

Hagamos un breve recorrido por los arenales mas emblemáticos del termino municipal boirense:

Barraña

Esta playa de aguas tranquilas y suave pendiente se extiende desde Rebordelo hasta el estuario del río Coroño en un recorrido próximo a los tres Kilómetros, es la pionera del turismo en el Municipio de Boiro, pues ya desde mediados de los sesenta empezó a ser frecuentada por gente procedente sobre todo de Santiago de Compostela y Madrid.

El paseo marítimo que actualmente la recorre, la zona de esparcimiento del pinar de Praia Xardin, donde se puede disfrutar de una comida a la sombra, el servicio de duchas, los establecimientos de restauración y la proximidad al centro urbano boirense hacen mas cómoda la estancia en Barraña.

 

Carregueiros

Este extensa playa de la parroquia de O Castro se esta convirtiendo en el arenal boirense de moda y cada verano recibe a un mayor numero de bañistas atraídos por la calidad de su arena y del agua que acaricia esta ribera.

Destacar que este espacio alberga también una zona lacustre, que conforma junto con la playa un pequeño pero rico ecosistema, hoy en proceso de recuperación.

A Retorta 

Un tenue franja de pedregales separa esta abriaga playa de la de Carragueiros, por lo que sus características son similares.

Próximos a esas piedras que ejercen del limite se localizan unos islotes conocidos como Os Baos, "o de dentro" y "o de fora" que tienen la peculariadad de mantenerse unidos a tierra mediante un pequeño tómbola. Los peridos de bajamar facilitan el acceso a estas rocas que están salpicadas por una peculiar arena.

Desde la cima de la pequeña colina localizada en el otro extremo de A Retorta se abre antes nosotros toda la inmensidad de la Ría de Arousa con sus poblaciones ribereñas. Las excelentes vistas de este arenal y de su vecino Carregueiros, la isla de A Bensa, Cabo de Cruz, y la dorsal Serra do Barbanza completan la hermosa panorámica que se puede observar desde esta pequeña elevación.

 

 

A Ladeira do Chazo

La playa de Ladeira do Chazo se extiende desde la Punta de Cuartel hasta la Punta de Angrados.

Sus aguas presentan unas excepcionales condiciones para la navegación a vela, pero lo que muchos aficionados encuentran aquí un lugar privilegiado para el aprendizaje y practica de su deporte preferido.

Estas características hicieron que las instalaciones del C.I.N.A. (Centro Internacional de navegación "Arousa"), encontraran en a Ladeira una base de inmejorable para sus actividades.

 

 

Mañons

El islote os Arredondos  y la Punta de Piñeiro flanquean y dan abrigo al extenso arenal de Mañons, que es otra de las playas concurridas del municipio de Boiro.